Mitologia e Historia Antigua

blog dedicado a las civilizaciones del mediterraneo, sobre todo el mediterraneo oriental.Arte, batalla, reyes, política, arte,mitologia.
También tocaremos actualidad, festivales y viajes culturales. Todo relacionado con el mundo antiguo


Ultimas Entradas

jueves, 29 de marzo de 2012

Grandes Pensadores

                                           Griegos Volumen III

Estrabón de Amasia   (Στράβων)
63 AC-19. Geógrafo e historiador griego.

"Ciudad grande, soledad grande."








Focílides
año 560 a.C. Poeta gnomónico griego de Mileto

"No comprimas con mucha fuerza y vigor la mano de un niño tierno"

"El pueblo, el fuego y el agua no pueden ser domados nunca."




Heráclito de Efeso (Ἡράκλειτος)
540 AC-470 AC. Filósofo griego.



"Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue."

"Todo cambia nada es."

"Sin esperanza se encuentra lo inesperado."

"Los médicos cortan, queman, torturan. Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen."

"Para Dios todo es hermoso, bueno y justo. Los hombres han concebido lo justo y lo injusto."

"Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña."

"Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina."

"Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre."

"A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente."

"Los perros sólo ladran a quienes no conocen."
"Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco."

"Muerte es todo lo que vemos despiertos; sueño lo que vemos dormidos."

"Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río."

"Inmortales, mortales, inmortales. Nuestra vida es la muerte de los primeros y su vida es nuestra muerte."

"En el círculo se confunden el principio y el fin."

"El sol es nuevo cada día."

"Los asnos prefieren la paja al oro."

"La enfermedad hace agradable la salud; el hambre la saciedad; la fatiga el reposo."

"Los hombres intentan purificarse manchándose de sangre. Es como si, después de haberse manchado con barro, quisieran limpiarse con barro."

"Más vale apagar una injuria que apagar un incendio"

"Con tanto ardor deben los ciudadanos pelear por la defensa de las leyes, como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquéllas que éstas para la conservación de una ciudad."

Heródoto de Halicarnaso (Ἡρόδοτος Ἁλικαρνᾱσσεύς)
484 AC-425 AC. Historiador y geógrafo griego.

"Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba."

"No intentes curar el mal por medio del mal."





Hesíodo  (Ἡσίοδος )
 S. VIII AC-?. Poeta griego.

"Una mala reputación es una carga, ligera de levantar, pesada de llevar, difícil de descargar."

"Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho."

"Desdichado el que duerme en el mañana."

"Si hablas mal, se hablará de ti peor."

"La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser."

"No es el trabajo lo que envilece, sino la ociocidad."

"Sé prudente. Lo mejor en todo es escoger la ocasión."

"No seas compañero de los malos ni calumniador de los buenos."

"La vergüenza viene en ayuda de los hombres o los envilece."

"La fama es peligrosa, su peso es ligero al principio, pero se hace cada vez mas pesado el soportarlo y difícil de descargar."

"El hambre es la compañera inseparable del perezoso."

"El castigo entra en el corazón del hombre desde el momento en que comete el crimen."


Hipócrates  (Ἱπποκράτης)
s. V AC-s. IV AC. Médico griego, considerado el padre de la medicina.

"Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina."

"Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza."

"La vida es breve; el arte, largo; la ocasión, fugaz; la experiencia, engañosa; el juicio, difícil."

"Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir."

"La guerra es la mejor escuela del cirujano."

"Hay una circulación común, una respiración común. Todas las cosas están relacionadas."

"No daré veneno a nadie aunque me lo pida, ni le sugeriré tal posibilidad."

Homero (Ὅμηρος)
VIII AC-VIII AC. Poeta y rapsoda griego antiguo al que tradicionalmente se le atribuye la autoría de las principales épicas griegas: la Ilíada y la Odisea.

"Nada hay tan dulce como la patria y los padres propios, aunque uno tenga en tierra extraña y lejana la mansión más opulenta."

"Odioso para mí, como las puertas del Hades, es el hombre que oculta una cosa en su seno y dice otra."

"Todo hombre sabio ama a la esposa que ha elegido."

"La juventud tiene el genio vivo y el juicio débil."

"Levantado el muro contra la voluntad de los inmortales dioses, no debía subsistir largo tiempo."

"Dejemos que el pasado sea el pasado."

"La fortuna es como un vestido: muy holgado nos embaraza, y muy estrecho nos oprime."

"Míseros mortales que, semejantes a las hojas, ya se hallan florecientes y vigorosos comiendo los frutos de la tierra, ya se quedan exánimes y mueren."

"Ni el hombre más bravo puede luchar más allá de lo que le permiten sus fuerzas."

"Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y bailar que de hacer la guerra."

"Cual la generación de las hojas, así la de los hombres. Esparce el viento las hojas por el suelo, y la selva, reverdeciendo, produce otras al llegar la primavera: de igual suerte, una generación humana nace y otra perece."

"El genio se descubre en la fortuna adversa; en la prosperidad se oculta."

"No envidies la riqueza del prójimo."

"Las almas generosas son dóciles."

"Los excelsos regalos de los dioses no pueden ser destruidos con facilidad por los mortales hombres, ni ceder a sus fuerzas."




Más grandes pensadores http://www.proverbia.net

lunes, 26 de marzo de 2012

7 Maravillas del Mundo Antiguo

                El faro de Alejandría


Alejandría fue capital del país en tiempos de Tolomeo, que la convirtieron en centro cultural y científico del mundo antiguo. Alrededor del año 274 a. C., el rey Tolomeo II impulsó la construcción de una torre de mármol en la isla de Pharo, a unos 14 km de la costa. El arquitecto griego Sostratos de Cnido fue el encargado del proyecto. La leyenda dice que Sostratos buscó durante mucho tiempo, para los cimientos, un material que resistiese el agua del mar, y que finalmente construyó la torre sobre gigantescos bloques de vidrio.


El faro tenía forma rectangular con una torre de unos 180 metros de altura. Contaba de tres plantas, la primera cuadrangular, la segunda octogonal y la última redonda. En su interior se construyeron trescientas habitaciones donde vivían la guardia militar, los aduaneros y los encargados de vigilar la llama de fuego que debía brillar en su punto más alto, durante toda la noche prendiendo leña y resina.  El fuego era reflejado por unos espejos de metales que lo hacían visible a unos 50 kilómetros de distancia.
En el 956, un terremoto sacudió Alejandría y causó algún daño al Faro. Después de algunas reparaciones siguió funcionando, hasta que en el año 1303, otro terremoto terminó por destruirlo.
Finalmente, en el 1480 d.C. Qaitbay, un Sultan Mameluco Egipcio, decidió fortificar la ciudad de Alejandría y construyó una fortaleza en la isla de Pharos usando las piedras y el mármol que habían quedado de la estructura. Las pocas ruinas que puedan existir en la actualidad, se encuentran sumergidas en el mar Mediterráneo.


Bibliografia:
Historia del Arte (ediciones Salvat)
Maravillas del Mundo (Roland Gööck)
Las siete maravillas del mundo Antiguo (Roque Daniel Favale)
Canal Historia
Las siete maravillas del mundo Antiguo (Erin Ash Sullivan)


jueves, 15 de marzo de 2012

Revuelta jónica



         
"Estos barcos, que no aprobaba la insurrección de los griegos jonios, fueron el comienzo de las desgracias tanto para los helenos como para los bárbaros."
                                                                                                                   Herodoto

                       "Tú cosiste el calzado y Aristágoras se lo puso"
                                                                               El sátrapa Artafernes

             La insurrección jónica

Sobre el 550 a.C. Creso, logró lo que inútilmente habían tratado de realizar sus predecesores, someter las ciudades de los griegos del Asia Menor. Por otro lado el imperio Persa abarcaba a Persia, Elam, Partia, Hircania, Media y una parte considerable de la Mesopotamia. Los éxitos  Persas comenzaron a provocar inquietud en los países vecinos y especialmente a Creso, rey de Lidia. Creso decidió enfrentarse a Ciro, cayendo derrotado y prisionero. La resistencia de los griegos no tuvo éxito y los jefes persas tomaron una ciudad tras otra. Toda la Grecia de Asia
Menor pasó a pertenecer al imperio persa. Sólo las islas conservaron  su independencia.

En el 518 a.C los persas consiguieron controlar toda  Asia menor y la mayoría de las islas orientales de Egeo, como Lesbos, Quíos y Samos.
La situación de las ciudades jónicas cambió bruscamente después de la conquista de Asia Menor por los persas, la caída del reino de Lidia, el avance persa hacia la costa del Helesponto que les abría la salida al mar negro y, especialmente, después de la conquista de Fenicia y Egipto. Las ciudades jónicas fueron incluidas en la satrapía del Asia Menor, obligados a pagar al tesoro persa un tributo anual de 400 talentos de plata.

En el año 499 a.C. los habitantes deNaxos, derrocan a los oligarcas que gobernaban la isla. Éstos se exiliaron enMileto, Aristágoras, tirano de Mileto, acogió a los oligarcas fugitivos de Naxos y les prometió su ayuda. Aristágoras al no tener los suficientes recursos, se entrevista con Artáfrenes el sátrapa persa de Lidia, es Aristágoras el que asumió la mayoría del coste de la expedición pero el ejército lo componían tropas persas al mando de Megábatas.
Cuando la fuerza invasora llegó a Naxos, se encontraron que se habían refugiado tras las murallas de la ciudad con acumulación de víveres. El asedio duro cuatro meses, aunque fueron los persas los que se quedaron sin suministros y tuvieron que volver.

Tras fracasar estrepitosamente  y temiendo del Gran Rey un castigo seguro, Aristágoras decidió organizar entonces un levantamiento contra los persas, para liberar Jonia del yugo persa. Se derribaron los tiranos de Eretria, Teos, Samos y Quíos, que huyeron a Sardes. Los sublevados, podían esperar la victoria en el mar. En tierra, después de los primeros éxitos fáciles, se avecinaban difíciles combates con el numeroso ejército persa. Por eso Aristágoras intento obtener el apoyo de los griegos de la Grecia europea y en otoño del año 499 se dirigió a Esparta y Atenas.
En Esparta le negaron la ayuda, pues los espartanos tenían un conflicto  inacabable contra Argos.
Los atenienses siempre habían tenido fuertes lazos con los jonios, tanto diplomáticos como económicos, hablaban un dialecto similar y compartían fiestas religiosas, al final Aristágonas consiguió el apoyo de Atenas y Eretria.

Más adelante, la insurrección abarcó las costas del Helesponto en el Norte y Caria y Chipre en el Sur, pero la infantería de los insurrectos no emprendió nada, en espera de los atenienses y eretrios,
En el 498 a.C. el contingente de atenienses y los eretrios se unió en Éfeso al de ejército milesio. Los griegos avanzaron para atacar  Sardes, Artáfrenes se refugió en la acrópolis y allí aguanto hasta que la caballería Persa acudió al rescate.
                                                                   Falange Griega
                                           
Cavalleria Persa
Los griegos volvieron sobre sus pasos. Pero en las cercanías de Efeso fueron alcanzados por el ejército persa, entablándose una batalla en la cual los griegos sufrieron una derrota total (finales del verano del año 498). Los restos del ejército ateniense se embarcaron de regreso a la patria. Con esto terminó la participación de los atenienses en la insurrección jonia.

En el año 497 a.C. el ejército persa partió de Fenicia para sofocar el levantamiento chipriota, después  de varias y enconadas batallas se apoderaron de la isla.

En el mismo año Darío envió varios ejércitos para recuperar el control del Helesponto y Caria. Fueron mucho más considerables las dificultades que tuvieron los persas en el aplastamiento de la insurrección en Caria. El yerno de Darío, Daurises fue emboscando por los carios en Pedaso y su ejército fue completamente aniquilado. Este revés obligó a Darío a esperar hasta el 494 para lanzar una ofensiva por tierra y mar contra Mileto.
Durante ese tiempo, Aristágonas fue expulsado de la ciudad y murió. Histieo, suegro de Aristágonas, volvió a la ciudad para ofrecerse como nuevo líder, los milesios lo expulsaron y tuvo que refugiarse en Mitilene.
Entre tanto, los persas concentraron sus fuerzas en los accesos a Jonia. A comienzos de la primavera del 494, al recibir considerables refuerzos, los persas, marcharon directamente sobre Mileto. Al mismo tiempo, la flota fenicia, ampliada con navíos cretenses, cilicios y egipcios,  hizo su aparición en el mar Egeo.

Después de la muerte de Aristágonas, la Liga Jónica la dirigía la asamblea religiosa que se  reunía cada año en Panionio y deciden reunir sus fuerzas navales en la isla de Ladé. La fuerza combina constaba de: 70 naves de Lesbos, 60 de Samos, 100 de Quíos, 80 de Mileto, 12 de Priene, 3 Miunte,17 de Teos, 8 de Eretria y 3 de Focea, limitándose, en tierra firme, sólo a la defensa de las murallas de la ciudad. Para impedir peleas entre las ciudades más poderosas, se puso al frente del contigente a Dioniso de Focea. Durante unas cuantas semanas, ambas flotas estuvieron enfrentadas sin emprender acción alguna. Las promesas de paz y riqueza, por parte de los persas, encadenó una epidemia de deserciones en el lado jonio. La flota persa atacó por sorpresa a la griega, anclada junto a la costa de la isla. Las naves de los samios, abandonaron el combate, con excepción de once unidades, y se hicieron a la mar rumbo a su patria. El ejemplo fue imitado inmediatamente por las naves de Lesbos y de varias otras polis. Las de Quíos ofrecieron gran resistencia, pero lo único que pudieron conseguir fue retrasar la derrota final.                                          Trirreme Griega

Mileto quedó asediada por tierra y mar, la ciudad fue tomada por asalto e ingenieros fenicios abrieron la ciudad con minas y arietes. La ciudad fue devastada, los santuarios reducidos a cenizas, sus habitantes fueron asesinados y los sobrevivientes, trasladados a los harenes orientales, muchachos castrados, niños y mujeres vendidos como esclavos. Después fueron cruelmente devastadas las islas vecinas a Jonia: Lesbos, Quíos y Tenedos,  la flota persa convirtió en cenizas a Perinto, Selimbria y Bizancio, las ciudades del litoral europeo del Propóntide que habían prestado apoyo a la sublevación.

Pasada la rebelión, en el año 493 a.C. Artáfrenes tomó medidas de pacificación: reconsideró los importes de los tributos, licenció los ejércitos persas de la zona (a excepción del ejército de Mardonio). Finalmente Mardonio destituyó a los tiranos y permitió gobiernos democráticos entre griegos según el principio de isonimia.


Bibliografía:
Historia Universal ( J.M. Roberts)
De Maratón a Platea (Philip de Souza)
Las Guerras Médicas, los persas invaden Grecia (Carlos Garcia Gual)
Historia de la antigua Grecia II (Struve, V V)
Historia de la Grecia antigua (Ediciones universidad de Salamanca y los autores)

viernes, 2 de marzo de 2012

Libros recomendados

                           Aléxandros I
                 EL HIJO DEL SUEÑO
                                                         Valerio Massimo Manfredi


Sinopsis:
Gran belleza, deseos que consumen, un hambre insaciable. Entonces, la muerte prematura. Esta es la historia de un niño, hijo de un gran rey - Filipo de Macedonia - y su sensual reina, Olimpia, nacido dentro de los muros del palacio de Pella. Se habla de la severa disciplina de Filipo y las pasiones salvajes de Olimpia, y cómo, juntos, formaron a Alejandro, un joven de inmenso potencial inconmensurable, capaz de subyugar al mundo conocido con su poder, y el pensamiento de sus contemporáneos como un dios.

El rápido ascenso de Alejandro a la edad adulta, protegido y educado por Aristóteles en la residencia de Mieza y amigo íntimo de Ptolomeo y Hephiaston.Se convierte en un líder cuando su padre muere asesinado por una conspiración. Alexander, después de varias campañas contra los griegos, que culminó con la supremacía de Macedonia, se embarca a Anatolia, como el jefe de su ejército, inició la conquista de Asia..


Comentarios:

Me gusta esta novela, muy bien documentada y fácil de leer. Para ponerle algún pero, me hubiera gustado que las batallas como la de Queronea estuvieran mejor detallada. Lo recomiendo sin dudarlo.


Entradas populares

Loading...